El mundo de xarlie

blog de artículos de opinión

El enemigo público número uno

Después de diez años del atentado de las Torres Gemelas en NY (29-S), un grupo de élite de la CIA penetró en la guarida de Bin Laden cerca de Islamabad (capital de Pakistán) y lo mató.
Según ha confirmado la propia CIA (no confundir con la T.I.A., agencia de detectives para la que trabajan Mortadelo y Filemón), obtuvieron la información de su escondite a través de presos de Guantánamo y otras fuentes tras varios años siguiéndole la pista. De los métodos para conseguir la información, mejor no comentar…
Con su muerte, aparentemente, queda descabezada la organización terrorista que lideraba, Al Qaeda. Pero, ¿realmente podemos estar seguros que cortando la cabeza de la hiedra, está dejará de crecer? ¿Tan importante era el papel de Bin Laden dentro de Al Qaeda? Para responder estas preguntas tenemos que conocer el funcionamiento de Al Qaeda. En los diez años que van desde los atentados del 29-S hasta la actualidad, la organización terrorista comenzó siendo una organización centralizada en una cúpula con Bin Laden y sus más directos colaboradores, con un origen claro, los talibanes surgidos a partir de la guerra afgano-soviética (1979-1989) y un leivmotiv, la yihad contra Occidente, así en general. Y ha pasado a convertirse hoy en día en una organización terrorista atomizada, donde Bin Laden era hasta su muerte un líder que marcaba directrices mediante vídeos grabados desde su escondite pero que en la práctica cada célula es independiente y establece por su cuenta sus métodos para continuar la yihad.
Mientras tanto, en estos diez años, en el mundo occidental hemos sufrido una verdadera paranoia en cuanto a las medidas de seguridad, nuestra mirada respecto al mundo musulmán ha empeorado confundiendo una minoría con el todo y hemos sufrido varios terribles atentados (Madrid, Londres).
Sin embargo, es llamativo que donde menos impacto ha tenido Al Qaeda ha sido en el mundo árabe que una gran parte de los musulmanes. Si bien se han producido atentados terroristas en países como Egipto o Marruecos, igual que en Occidente, no se ha producido una involución islamista. Es más, se ha producido todo lo contrario. Una serie de revueltas en cadena inesperadas desde Marruecos a Yemen pasando por Túnez y Siria donde el objetivo que se pretende es luchar contra regímenes corruptos y conseguir unas condiciones de vida con más libertad y democracia, es decir, al modo occidental.
En definitiva, ¿la obra de Bin Laden ha valido la pena? Mi opinión es que no, diez años y miles de muertos después la influencia de Al Qaeda es minoritaria en los países musulmanes y éstos andan más preocupados en tener mejores condiciones de vida y asemejarse a los occidentales que en combatirlos.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: