El mundo de xarlie

blog de artículos de opinión

A la tercera no fue la vencida

Digo que a la tercera no fue la vencida porque es la tercera vez consecutiva que Madrid presentaba su candidatura para albergar los Juegos Olímpicos y no ha conseguido la nominación olímpica (2012, 2016 y 2020). Esta vez, ni siquiera ha pasado a la final pues fue eliminada por Istanbul y finalmente la elegida fue Tokio. También hay que recordar que previamente, en 1972, Madrid ya se presentó para celebrar las Olimpiadas pero tampoco lo consiguió.

Los días previos a la votación celebrada el pasado 7 de septiembre, han sido llamativos a nivel mediático. El bombardeo ha sido continuo en la tele. Pau Gasol, como abanderado de la candidatura, aparecía por doquier. Gasol, ha hecho gala de su simpatía y en todo momento ha dado una gran imagen de la candidatura, especialmente, en la emotiva presentación que realizó el sábado. Los otros representantes deportivos como Samaranch hijo y Theresa Zabell cumplieron perfectamente su papel. Asimismo, Felipe de Borbón también bordó su papel. Se puede decir que es el único miembro de la clase política que cumplió con su papel. Con conocimiento de idiomas y don de gentes, supo conectar con la audiencia. Era su gran ocasión, el primer evento internacional en que debía representar a España. Acusado habitualmente de frío, poco empático y demasiado serio, por primera vez se soltaba y empatizaba. ¡Ya era hora! Su discurso de presentación de la candidatura de Madrid, podría constituir un gran paso en su carrera política pero evidentemente, necesita continuidad. Si su padre no dimite pronto y Felipe coge el timón en breve, todo quedará en agua de borrajas. En fin, sino espabilan a lo mejor ni llega a reinar. Al final y al cabo, son los propios Borbones los que están cavando la tumba de la monarquía pero ese es otro tema.
Y si Felipe de Bordón se lució como relaciones públicas y los deportistas hicieron un gran papel, los políticos que representaron a la candidatura estropearon todo el trabajo de los anteriores. Discursos improvisados, spanglish por doquier y ruedas de prensa desastrosas. Así, los nominados a los premios Razzies a la peor presentación son Alejandro Blanco como presidente del COE, Ana Botella como alcaldesa de Madrid e Ignacio González como presidente de la Comunidad de Madrid. Finalmente, gracias a declaraciones como la siguiente:

y un trending toping como el “relaxing cup of café con leche”, la ganadora del Razzie a la peor imagen de la candidatura es… Ana Botella. No hay excusas, la principal representante de la capital de España tiene que saber expresarse en público y más en inglés. Y, por supuesto, debe saber representar a su ciudad, algo que no supo hacer.

No debemos olvidar el contexto político en que se ha presentado la candidatura. Madrid y España están inmersos en una crisis económica, social y de valores desde hace años. La candidatura ha sido representada por el Partido Popular en pleno (gobierno de España, comunidad autónoma de Madrid y Madrid). Para mí, la derrota de la candidatura de Madrid a los JJOO es la derrota de la corrupción y del pelotazo simbolizado por el PP. El gobierno de Rajoy esperaba una victoria, que sería simbólica y primera noticia positiva en mucho tiempo pero no la han conseguido. Una victoria que pretendían que impulsara la economía y tapara todas las chapuzas habidas y por haber que se han perpetrado.

Sin embargo, ¿cuáles son las razones últimas por las que ha perdido Madrid? En primer lugar, cabe recordar que Madrid ha reiterado en tres ocasiones el mismo proyecto. Un proyecto ya conocido por el COI y que ya había sido rechazado anteriormente, por lo que se me hace difícil que los miembros del COI cambiaran de opinión.
En segundo lugar, está la desconfianza en un país en crisis con un 27% de paro. Y si encima, presentan un proyecto austero pues es evidente que el COI desconfíe. Al final y al cabo, los JJOO son un negocio, ligado al deporte, pero un negocio puro y duro. Después de todos los problemas de financiación y construcción de las instalaciones que están habiendo en Río de Janeiro, en el COI no quieren sorpresas y la opción más sensata era, por supuesto, Tokio.
En tercer lugar, aparece el tema del dopaje. España no ha sabido gestionar adecuadamente la política contra el dopaje. La Operación Puerto ha sido una verdadera chapuza; mucho ruido y al final, todos perdonados o con condenas tan leves que dan risa. Se podía haber dado ejemplo y reforzar al deporte español pero en vez de eso se ha hecho todo lo contrario, tapando en falso el escándalo.
Y en último lugar, hay que recordar un hecho evidente y es que España no pinta nada a nivel mundial. Tiene muy poca influencia en la política europea y mundial y como consecuencia, los socios europeos no han apoyado la candidatura española esperando su oportunidad en futuras ocasiones. La foto de las Azores en que parecía que Aznar incluía a España entre los países mandamases del mundo, pronto se vio que no tendría consecuencias y que España tendría el papel de siempre, residual, dentro de la política europea y mundial. Su sucesor Zapatero, a parte del “faraónico” Foro de las Civilizaciones, tampoco supo integrar a España en el contexto internacional. Y en consonancia con los anteriores, Rajoy tampoco es muy ducho en el arte de la diplomacia internacional y tan solo “ha negociado” con Merkel las ayudas a la banca española.

Ahora parece que se ha perdido la gran oportunidad para salir de la crisis pero hay que reconocer que los expertos económicos han reconocido que no se esperaba realmente un gran impulso económico sino que más bien, la victoria debía ser un golpe emotivo que impulsase el ánimo. Más turistas y sobretodo fomento del consumo interno ya que el 80% de las instalaciones dicen que ya están construidas.
El más perjudicado es el deporte olímpico, es decir, casi todo el deporte que no es el fútbol. Barcelona 92 representó un gran impulso para la ciudad de Barcelona y para el deporte español debido al impulso de las becas a los deportistas. Ahora se esperaba un nuevo empuje a base de becas. Se ha llegado a decir que sin becas, el deporte español se hundiría pero, eso es mentira, una burda manipulación pues ¿qué queda entonces de la cultura del esfuerzo y de la iniciativa privada (mecenas)?. Las becas son muy importantes pero no deben ser el único método de financiación de los deportistas.
Por otro lado, ¿no es mejor dedicar los esfuerzos económicos a crear empleo duradero en base a un nuevo modelo económico y no en base a la construcción (construcción de infraestructuras)?. Además, considero que es más importante dedicar el poco dinero de que se dispone a educación, sanidad y cultura donde se están produciendo innumerables recortes antes que a realizar unos JJOO. Últimamente, se está hablando mucho en la tele de la desnutrición infantil. Pues para mí es mucho más importante dedicar todos los esfuerzos necesarios a erradicar la desnutrición infantil y a crear empleo de calidad que a organizar unos JJOO. Y que me perdonen los deportistas.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: