El mundo de xarlie

blog de artículos de opinión

500 euros: se va el billete del dinero negro

Después de muchos rumores, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que el billete de 500 euros dejará de producirse a finales de 2018 pero seguirá siendo forma de pago legal.

Su historia empieza en 2002 con la introducción del euro como moneda de uso común en la mayoría de países de la UE. Ya desde bien principio, el astronómico valor del billete de 500 euros causó controversia. Hay que recordar que en varios países como Alemania, había monedas nacionales de alto valor como el de 1000 marcos (500 euros), 10.000 francos belgas, 5000 chelines austriacos, 1000 florines neerlandeses.  Si la nueva moneda iba a tener de referencia el marco, única con convertibilidad fácil (un euro, dos marcos) había que mantener toda la serie de billetes alemanes.

billete 500 euros

El volumen de emisión ha sido elevado así, hasta marzo de 2016 se han emitido un total de 594 millones de billetes “morados” por valor de 297,2 millones de euros, lo que significa que han alcanzado el 27,8% del volumen total de euros en circulación, tan solo por detrás del billete de 50 euros (39%).

En España se convirtió en el símbolo de la burbuja de la construcción. Los binladens (llamados así porque todo el mundo ha oído hablar de él… pero casi nadie lo ha visto en persona) servían para esconder dinero a Hacienda alcanzando en 2006 su tope máximo de 100 millones de billetes en circulación, el 25% del total europeo. Actualmente, la cifra se ha reducido a  68 millones de ellos en circulación, 11,4% del total en Europa habiendo disminuido principalmente debido al estallido de la burbuja inmobiliaria.

En la práctica y de ahí su progresiva retirada, ha servido para pagos en negro, corrupción política, negocios ilegales, evasión de impuestos y fugas al extranjero.

Sin embargo, dejar de fabricar billetes de 500 euros no es suficiente pues seguirán siendo de curso legal. Además, Buena parte del uso fraudulento se canalizará hacia billetes de 200 y 100 euros. Otras medidas mucho más eficaces son la lucha contra los paraísos fiscales y los abusos del secreto bancario pero los estados de la Unión no se ponen de acuerdo en su implantación. En España se ha combatido con las limitaciones en los pagos en efectivo, en 2500 euros. Pero falta coordinación europea y vencer resistencias. La privacidad se queda en una mera excusa.

Uno de los frenos a su retirada total es la resistencia a los pagos electrónicos. Por cultura, países como Alemania y Austria prefieren la privacidad del pago en efectivo ante el uso de medios de pago electrónicos menospreciando que aporta soluciones a problemas de fraude y criminalidad y reduce los costes del conjunto del sistema por suponer alto coste de fabricación.

 

En definitiva, se va poquito a poco todo un símbolo de una época en España de la cual seguimos sufriendo las consecuencias. ¡Adiós al dinero negro! ¡Adiós!

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: