El mundo de xarlie

blog de artículos de opinión

Archivar en la categoría “América Latina”

El legado de Chávez

chavez[1]
Todavía es pronto para hacer un balance de la gestión de Chávez pero es evidente que su figura ha marcado la historia de Venezuela y de América Latina.
Militar de profesión, golpista y con posterioridad reelegido varias veces con mayoría absoluta como presidente, su gestión no ha dejado indiferente a nadie. Se ha granjeado enemigos y enfervorizados seguidores por doquier. Mientras las clases populares le detestan, el “establishment” le detesta.
Ha gobernado con el apoyo de la mayoría de sus ciudadanos y de los regímenes cubano y ruso y con las belicosas campañas en contra tanto de la oposición interna como de poderosos adversarios internacionales, con Washington a la cabeza.
Se ha centrado en arrancar de la pobreza a cientos de miles de olvidados, de nadies. Las misiones –los programas de alfabetización y escolarización financiados con los ingresos petroleros– han enseñado a leer en 10 años al 92,5% de la población que carecía de instrucción, según la UNESCO. Son la base demográfica del chavismo.
Por otro lado, desde 1999, el Gobierno de Chávez ha expropiado 3,6 millones de hectáreas distribuidas entre 2.340 predios en favor de unos 175.000 agricultores, en los 23 Estados del país.
Sin embargo, según Transparencia Internacional Venezuela es país percibido por la opinión latinoamericana como el más corrupto de la región, la inflación llegó en 2011 al 28% y la corrupción y la criminalidad campan a sus anchas
Desde Europa, nos preguntamos cómo llegó Hugo Chávez al poder. Porque es evidente que las cosas nunca son porque sí, siempre hay una causa. La figura de Chávez es consecuencia de la mala gestión durante más de cuarenta años de los partidos tradicionales que gobernaron Venezuela de forma alterna (socialdemócratas y socialcristianos). Gobernaron el país despreocupándose de la mayoría de la población empobrecida y olvidada por los sucesivos gobiernos. Chávez supo conectar con los pobres como había Perón en Argentina y les sumó sectores de las clases medias. Chávez se convirtió en su salvador, él que los sacó del olvido y repartió los cuantiosos beneficios del petróleo. Populismo e izquierda se unieron en una misma figura.
Ahora la pregunta que surge es que será del chavismo sin Chávez, el líder que aglutinó el movimiento. En apariencia, los militares están por el mantenimiento de su herencia. Pero queda un país muy país polarizado entre sus seguidores y sus detractores. La América Latina revolucionaria pierde uno de sus líderes más importantes. Un líder que ha traspasado los límites de su país consiguiendo atraer hacia su causa a otros países de su entorno convirtiéndose en abanderado de la izquierda latinoamericana. Una izquierda de uniforme y no de traje y corbata como la europea pero también preocupada por el bienestar de las clases trabajadoras. Queda en manos de sus sucesores Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, mantener su legado, un legado que es evidente que continua atrayendo votos y garantiza el poder.
A pesar de sus evidentes logros, Venezuela sigue pendiente de estructurar una clase media que se convierta en motor del país y evitar la dependencia del petróleo cuyos beneficios son cada menores.
El tiempo dirá si hemos coincidido con nuevo Bolívar o Che aunque para mí ambos están en un estadio superior y solo sería equiparable a otro antiguo militar, Perón.
En junio de 2011 le encontraron un tumor abscesado con presencia de células cancerígenas, razón por la que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en distintas ocasiones en La Habana. El cáncer se ha demostrado irreversible y el pasado cinco de marzo falleció.

Anuncios

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: