El mundo de xarlie

blog de artículos de opinión

Archivar en la categoría “televisión”

TVE cancela “Entre todos”

Por fin ha llegado la cordura a TVE. El nuevo director general de la cadena pública, José Ramón Díez, ha comunicado esta mañana al Consejo de Administración su decisión de no renovar el programa de Toñi Moreno para la próxima temporada y cancelar su emisión.
Desde que empezó a emitirse el 26/08/2013, siempre ha estado rodeado de polémica.

En primer lugar, está el plagio pues el programa es una copia de “Tiene arreglo” que presentaba la misma presentadora en Canal Sur, antes de iniciar su andadura en TVE. En el programa andaluz aparecen andaluces necesitados de dinero exponiendo sus problemas para que los espectadores puedan decidir donarles dinero con el fin de ayudarles. ¿Os suena la fórmula? Por cierto, el asunto se resolvió con un acuerdo económico entre ambas cadenas.

En segundo lugar, por promover la caridad como solución a las carencias del estado del bienestar. Ante una terrible crisis, económica, política y de valores y en que el estado del bienestar pende de un hilo, aparece este programa. Dicho simple y llanamente, el estado del bienestar está basado en la contribución entre todos al sistema para que el Estado otorgue servicios a todos los ciudadanos. Sin embargo, en el período de crisis que nos embarga, el gobierno estatal secundado por la mayoría de los gobiernos autonómicos, han optado por aplicar recortes reduciendo servicios para los ciudadanos. Paradójicamente se ha recortado en áreas básicas como sanidad, educación y dependencia provocando la disminución de los servicios y afectando en mayor medida a quienes menos tienen por no poder acceder a estos servicios de forma privada. Es en este contexto de recortes cuando aparece “Entre todos” en TVE.

En este programa se han mostrado las vergüenzas de personas que lo están pasando mal y en vez de ayudarles a solicitar ayudas a la administración, denunciar los recortes o ingeniar fórmulas de micromecenazgo, se ha incitado a la caridad hasta el punto de convertir la necesidad de la gente en espectáculo. ¡Qué bien ha servido este programa a los políticos que hacen recortes! Rajoy y muchos más, pensarían que no hay necesidad de dar servicios públicos si “entre todos” se ayudan.

Anuncios

Más morbo en la tele: Exparejas luchando por 100.000 euros

Mediaset no sorprende. Ya hace años que apostaron firmemente por la telebasura y lejos de variar el rumbo reinciden en su propuesta.
Conscientes de los réditos en términos de audiencia que les proporciona su apuesta, mantienen su compromiso con una manera de hacer televisión. Esa manera de hacer televisión es convertirse en bandera de la telebasura.
En Telecinco y Cuatro, los principales canales de Mediaset, campan por sus anchas diferentes formatos de programas en que se hace un uso morboso y sensacionalista de los personajes que aparecen. La veracidad y la ética son desterradas por el sensacionalismo y el espectáculo. No hay prejuicios, nada importa, lo importante es alimentar de papilla a los televidentes. Papilla es como denomina el crítico televisivo Ferran Monegal a los ingredientes (personajes, argumentos, polémicas…) que se utilizan en la telebasura.

Así, encontramos programas de “presunto” debate, reality shows en que conviven famosos o anónimos como Gran Hermano o Supervivientes, formatos como Mujeres y hombres y viceversa o incluso programas donde puedes encontrar novio, como Un príncipe para Corina. La principal muestra de este estilo de televisión es Sálvame de Telecinco. Son programas donde la línea que separa la ficción de la realidad se diluye y ya no sabes que hasta qué punto está guionizado lo que estás viendo.

La última vuelta de tuerca que ha llegado a las pantallas de Telecinco, principal contenedor de telebasura en España, es “Ex, ¿qué harías por tus hijos?”. El argumento consiste en que diez exparejas divorciadas deberán convivir juntas. Cada semana habrá una pareja expulsada y la pareja ganadora recibirá un premio de 100.000 euros.

A parte de que el ministro Montoro se llevará gran parte del premio, hay una serie de pérdidas que el paso por el concurso comportará a las exparejas. Si ya de por si es complicada la situación surgida a raíz de un divorcio y más habiendo tenido hijos, si les haces convivir de nuevo, el enredo es demencial. Como anuncia el propio programa en su web, a las exparejas les acechan “celos, desconfianzas, infidelidades, responsabilidades no asumidas, desamor y el gran obstáculo de convivir con tu ex”. En definitiva, los ingredientes que han de crear el caldo de cultivo para que siembre el conflicto entre los personajes, conflicto que en Telecinco esperan que les reporte una cuantiosa audiencia. Y aquí está la madre del cordero, ¿por qué se emiten estos programas en la tele? Según los defensores de estos formatos, si se emiten es porque tienen audiencia y si tienen audiencia es porque le gustan a la gente. Silogismo fácil y sencillo. Sin embargo, la cuestión es ¿qué pasaría si se ofreciera a los televidentes otros formatos? Hay muchos programas que consiguen mucha audiencia sin mostrar la vida privada y los sentimientos de los protagonistas de estos programas. Es decir, hay otras maneras de hacer televisión que no atenten a la dignidad de los personas. Entonces, ¿la culpa es de los televidentes o de los programadores de televisión? Pues en mi opinión, las cadenas de televisión a menudo, apuestan por el morbo para conseguir audiencia pero también pueden conseguir televidentes con humor, veracidad, comedia, drama… Hay tantas maneras de hacer un buen producto y que sea visto por la gente que es vergonzoso que utilicen el morbo y el sensacionalismo. Incluso se puede hablar de los famosos (si éstos desean que se hable de ellos) pero con educación y sin entrar en el cotilleo y el morbo. De la misma manera que se puede hacer humor y crítica sin faltar al respeto.

Por otro lado, están los personajes anónimos. ¿Hasta qué punto está dispuesta una persona anónima para conseguir dinero? ¿Cuál es el límite? En estos programas, se ha visto a personas desnudarse física y psíquicamente para conseguir fama y dinero. Y yo me pregunto, ¿vale la pena perder tu dignidad por fama y dinero? Yo tengo claro que no lo haría, ¿y tú?

The Ultimate Warrior

The Ultimate Warrior, mal traducido en España como El Último Guerrero, falleció ayer en Fénix, Arizona, a los 54 años. Para muchos será probablemente un total desconocido pero para los fans del wrestling y para los jóvenes españoles de treinta y tantos es una leyenda.
Allá por los primeros años noventa, Telecinco emitía los sábados por la mañana el programa Pressing Catch que retransmitía los combates de la WWF (World Wrestling Federation) actualmente WWE. El programa popularizó el wrestling, la lucha libre americana. El luchador más famoso y que expandió el wrestling por todo el mundo era Hulk Hogan. Sin embargo, todo gran campeón necesita un rival y por entonces, el gran rival de Hogan era nada más y nada menos que El Último Guerrero de ahí que se hiciera tan conocido en España.
El comentarista del programa, Héctor del Mar, dio a conocer el mítico “Baile de San Vito” que hacía El Último Guerrero cuando de repente recobraba las fuerzas y se disponía a ganar el combate. Además, su manera de llegar al ring en una carrera frenética desde los bastidores, enloquecía a la grada. Por estos detalles, este luchador, se hizo muy famoso. Como fan del wrestling, debo decir que no tenía unos grandes movimientos de firma e incluso su movimiento final era un sencillo splash, aunque su carisma le hacía diferente. Esa manera de llegar al ring, la energía y, cómo no, el “Baile de San Vito” le hicieron especial. Su combate más importante, coincidió con el boom del wrestling en España. El 1 de abril de 1990 en el SkyDome de Toronto (Canadá) se celebró WrestleMania VI. Hay que recordar que Wrestlemania es el evento principal de wrestling de la WWF (actual WWE) y se celebra una vez al año. Así, en WrestleMania VI el combate principal de la velada fue The Ultimate Challenge (El Desafío Definitivo), con el título mundial de Hogan y el título intercontinental de Warrior en juego venciendo The Ultimate Warrior y convirtiéndose en el primer luchador de la WWF en tener el WWF Championship y el Intercontinental Championship al mismo tiempo.

Poco tiempo después, el programa dejó de emitirse en España y El Último Guerrero, empezó a tener problemas con la dirección de la empresa por temas de derechos de imagen. Acabó marchándose de la compañía para pasar a otras empresas (como WCW) donde su papel sería menor. Pasaron los años y su carisma seguía intacto y es por eso que tantos años después, todos le seguimos recordando. Sin ser el mejor luchador ni el que más campeonatos ganó, consiguió pasar a la historia.
Paradójicamente, el pasado sábado apareció en WWE para ser inducido en el Salón de la Fama de la WWE, la empresa de wrestling que le dio a conocer.

Desde aquí un homenaje a Warrior, pues Jim Hellwig (su verdadero nombre) cambió legalmente su nombre a Warrior en 1993 para seguir protegiendo sus derechos de imagen.

Separar la esfera privada de la pública

Vilanova volvió el día de Reyes para pilotar la nave blaugrana por la puerta grande. Una goleada al Espanyol le sirvió de homenaje. Sin embargo, lo más importante del partido ocurrió después del partido, en la rueda de prensa. Antes del turno de preguntas, Tito pidió la palabra para dirigir un breve parlamento a los periodistas que allí se encontraban. Por primera vez, se refirió en público a su enfermedad. Se explayó dando las gracias a los que le han apoyado (amigos, club…), personal sanitario y administrativo del Hospital del Vall d’Hebron y a los medios de comunicación por haber mantenido la privacidad de su enfermedad. En sus propias palabras: “mi enfermedad es mía y solo me compete a mí”. Así, agradeció que pese a ser un personaje público, la prensa no se hubiera inmiscuido en su espacio personal.
Es a destacar su comportamiento muy fuera de lo común pues actualmente la mayoría de los personajes públicos se sobreexponen a los medios, desdibujándose la difícil frontera entre público y privado. Constituyen una rara avis los personajes públicos que como Tito protegen hasta tal punto su esfera privada, si bien es un comportamiento a agradecer. Considero que no necesito saber de la vida privada de un futbolista, una directora de cine, un político, o una empresaria por poner unos ejemplos, saber de su vida privada no me da ninguna información relevante a la hora de enjuiciar su comportamiento profesional. Por esa razón, rechazo cuando un personaje público lo es por su vida privada. ¡Qué poca credibilidad me da él o ella! Actualmente, no hay nada más fácil como ganarte la vida hablando de ti mismo en los medios de comunicación pero yo me planteo: ¿qué futuro nos espera cuando interesa más con quien se acuesta un actor que el reciente desarrollo en Hospital Clínic de Barcelona de una vacuna con la mejor respuesta virológica en la lucha contra el sida? Pues si, queridos lectores, se le ha dado menos bombo en los medios que al embarazo de Piqué y Shakira por poner un ejemplo.

Gracias Miliki por habernos echo reír

Toda una generación de treintañeros y cuarentones hemos disfrutado en nuestra más tierna infancia de Los Payasos de la tele: Gaby, Fofó y Miliki. Los tres hermanos son herederos de una larga tradición familiar circense, que se remonta al siglo XIX. Empezaron su andadura en España en el Circo Price en 1939 para irse a América durante dos décadas triunfando especialmente en su última etapa en Argentina gracias al programa de televisión El show de Gaby, Fofó y Miliki. Es cuando son contratados por TVE para protagonizar desde 1972 a 1981 un programa que se convertiría en mítico para toda una generación: El Gran Circo de TVE.
Con el tiempo, fueron llegando los cambios en la formación original uniéndoseles el hijo de Fofó (Fofito) y el hijo de Miliki (Milikito, actualmente más conocido como Emilio Aragón) y separaciones como la de Miliki pero la esencia era la misma: acercar la magia del circo a esos locos bajitos.
El pasado 18 de noviembre nos dejó Miliki, el más conocido del trío original pues siguió haciendo proyectos televisivos y discográficos con posteridad al programa que les dio la fama. Toda una generación de niños y niñas, contestábamos frente al televisor “¡Bieeeeeeeeen!” cuando nos preguntaban “¿Cómo están ustedes?” mientras comíamos una rebanada de pan con Nocilla. Después, salíamos a jugar a la calle, sin miedo. Eran otros tiempos diferentes a los de ahora. Era nuestra infancia, algo que no deberíamos olvidar nunca.

Pesadilla en la cocina


Alberto Chicote, multipremiado cocinero madrileño, es el eje del programa. La idea no es original ya que viene del programa americano del mismo nombre encabezado por el cocinero escocés Gordon Ramsay. El formato del programa es siempre el mismo. El restaurante a la deriva y próximo al cierre, pide ayuda a Chicote para renacer de sus cenizas cual ave Fénix. Chicote se acerca al restaurante, ve el cacao y seguidamente, poco a poco va introduciendo medidas para mejorar su gestión. Sobretodo se fija en la cocina (limpieza) y la carta. El carácter duro y seco de Chicote choca con los dueños y ahí estriba gran parte de la gracia del programa.
Chicote tiene personalidad y mala leche, sin embargo, se nota que sabe qué se hace. Gracias a su gestión, el restaurante es renovado adaptando su mobiliario o cocina a la personalidad del dueño para una posterior reinauguración exitosa.
A diferencia de la versión americana, aquí el cocinero no se pasa por el restaurante un mes después para comprobar si sus consejos han seguido efecto.
Todo está muy bien pero se nota a la legua que el programa está más preparado que los debates del Sálvame. Lo que manda es el guión de principio a fin. Se pasa del cabreo más absoluto a las risas y el agradecimiento a Chicote, en fin, demasiado prefabricado. En todo caso, creo que estamos ante el descubrimiento de un nuevo personaje televisivo porque Chicote da muy bien a cámara.

La vuelta al cole

Parece mentira que ya estemos en septiembre.Hace cuatro días nos tostábamos al sol, al sol de la playa de la Barceloneta, porque el bolsillo no está para lujos y ya ha llegado septiembre. Ha sido un verano duro. Si lo quisieramos simbolizar en dos elementos, por un lado estaría el fuego y por otro lado, estarían unas tijeras.

Empecemos por el fuego. De La Jonquera a la Gomera y de la sierra de Madrid al Parque Natural del Moncayo. Según los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación  y Medio Ambiente (MAGRAMA), del uno de enero al 26 de agosto, el fuego había arrasado más de 153.000 hectáreas de  superficie forestal, el triple que en 2011 durante el mismo periodo de tiempo.

También es superior el  número de siniestros, que suman más de 12.000 y es especialmente indicativa la diferencia entre el número de grandes  incendios -más de 500 hectáreas afectadas- que pasó de los seis  registrados en 2011 a los 31 de 2012.

Las escasas lluvias y  las altas temperaturas durante los meses de julio y agosto se han  convertido en peligrosos aliados del fuego, la mayoría de ellos ocasionados por imprudencias, aunque también ha sido significativo el  número de incendios provocados intencionadamente.

En total 100.000 hectáreas arrasadas y 10 muertos.

 

En segundo lugar están las tijeras. Las tijeras simbolizan los recortes que lleva haciendo el Gobierno del PP desde que ganó las elecciones pero que este verano se han recrudecido. La supresión de la paga de Navidad para funcionarios y demás trabajadores que el Gobierno equipara a los funcionarios sin serlo (por ejemplo trabajadores de las Mutuas de accidente de trabajo) ha supuesto un duro golpe que se suma al recorte del 5% de su salario impulsado por el anterior gobierno socialista. Pero por si no fuera suficiente, con fecha de uno de septiembre el Gobierno sube el IVA. Esta subida conlleva que la vuelta de las vacaciones, todavía sea más dura. Y no me refiero al síndrome postvacacional, estoy hablando del bolsillo de los españoles. La medida no a conseguir el objetivo previsto sino que provocará un empobrecimiento de las familias, más paro y un descenso del consumo. Vamos, un desastre.Ya no estamos hablando de política, de si un partido es mejor que otro, esto es mucho más que eso. Estamos hablando del bolsillo, del día a día de los ciudadanos y eso, es intocable. No se puede jugar con el bolsillo de los ciudadanos jugando a probar medidas, a ver si cuelan. ¡No!

Finalmente, a destacar dos noticias que también han destacado este verano. El Ecce homo de Borja que ha hecho famoso a una señora mayor, Cecilia, que sin comerlo ni beberlo, se ha visto inmersa en un lío. Realmente se ha magnificado el asunto mucho más de lo que era pero bueno, esperemos que Borja, el pueblo de Zaragoza que lo acoge, reciba muchas visitas.

La última noticia está centrada en Las Quemadillas, el lugar donde muy probablemente murieron los niños Ruth y José. Un error garrafal de la policía científica ha sido subsanado por dos análisis independientes encargados por la madre de los niños y la policía posteriormente. Esperemos que el padre sea pronto juzgado y acabe la agonía de esta familia. 

  

 

Dejo una cita de Epicuro de Samos:

¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.
Epicuro de Samos (341 AC-270 AC) Filósofo griego.

Ana Pastor, cesada

Nuevo golpe a la libertad de expresión y ya van varios. Continúa la purga en RTVE y esta vez ha caído la presentadora y directora de los Desayunos de TVE, Ana Pastor. Después del cese del director de Informativos, Llorente, éste es el golpe más fuerte a la credibilidad e imparcialidad de TVE.
Cada vez se está convirtiendo en la televisión del Gobierno, nutriéndose de profesionales de Telemadrid.

Pulseres vermelles

Me encanta la serie Pulseres vermelles, en Antena 3 Pulseras rojas. En estos tiempos de crisis y de noticias negativas cada día, ya tocaba encontrarnos con algo diferente. Algo de esperanza que es lo que nos hace falta. Algo que nos diga que si, que hay otra manera de hacer las cosas.

2012 empieza con series nuevas en tv

Cuatro series de televisión se han estrenado durante este mes de enero: KMM en TV3, Toledo en Antena3, La fuga en Telecinco y Sherlock Holmes en Antena 3. Y aquí acaban las coincidencias. Las tres primeras son series de factura española y la última es una serie de la BBC británica que Antena 3 ha tenido la buena idea de acercar al público español. El orden por el que las cito no es otro que el orden en que las podemos ver (de lunes a jueves).
A continuación explicaré brevemente las peculiaridades de cada una de ellas.
En primer lugar, nos encontramos con KMM, abreviatura de Kubala, Manchón, Moreno. Es una producción propia de TV3 que se centra en la Barcelona actual. La protagonizan una agencia de detectives, KMM, que dan título a la serie. A su vez, los nombres de los detectives, tal y como se explicó en el primer capítulo, coinciden con tres miembros de la legendaria delantera del Barça de las Cinco Copas. Todo un guiño. Kubala y Manchón, veteranos detectives, dirigen una pequeña agencia con una secretaria. Sus métodos anquilosados son renovados gracias a la entrada de la joven detective Moreno. Su emisión después de Crakovia, programa de humor emblema de la cadena, favorece que la serie tenga mayor audiencia. Los capítulos son autoconclusivos y de corta duración por lo que no se hace pesada y mantiene un hilo conductor que son las relaciones personales de Kubala y Manchón. No se trata de un mal producto y debido a su buena ubicación horaria, se espera que tenga una buena aceptación por parte de la audiencia.
La serie de los martes es Toledo. En Toledo Juan Diego aporta el prestigio y su el buen hacer en el papel de Alfonso X el Sabio y Maxi Iglesias es Martín hijo del noble y justicia del rey Rodrigo y Maxi aporta…. Bueno, pues lo de siempre… muecas y belleza juvenil. Aunque el personaje clave de la historia es Rodrigo. Noble caballero fiel al rey en todo momento, pierde a su mujer e hijo mayor en una incursión musulmana pero el rey decreta la paz entre cristianos, judíos y musulmanes y a pesar de que él al principio se niega, se convierte en el Justicia de Toledo. Rodrigo debe pasar a moverse entre cortesanos y demás aduladores del rey, arribistas, interesados y demás que buscan influir en el rey para su propio beneficio. Rodrigo, un hombre hecho para la batalla deberá adaptarse a este nuevo entorno y con él sus hijos, Martín convertido en ayudante del infante menor Fernando y su hija Blanca al servicio de la reina. También es una lucha entre el infante Fernando, hijo de la reina (y bajo su influencia) y el infante Sancho (bajo la influencia del arzobispo y el Conde de Miranda).
Entre medio de este choque de intereses político, vislumbramos las dificultades que ocasiona la nueva paz promulgada por el rey entre judíos, cristianos y musulmanes. Los roces son habituales. Y por supuesto, Martín (Maxi Iglesias) se enamora de una bella y rica musulmana. Toda serie necesita su toque de romance y si es con dificultades, pues mejor, para mayor disfrute de la audiencia. En cambio, el resto de relaciones en que aparecen nobles no son muy caballerescas. Un noble abusa de una doncella y por política debe ser perdonado por el Justicia, otro se va de putas, total que son corruptos en todos los sentidos. ¡Toma topicazo!
En definitiva, es una gran producción con un bello escenario como es la ciudad de Toledo pero nos cuenta identificarnos con el siglo XIII, en el que además de ir vestidos con mallas y cotas, también había suciedad, hambruna… en conjunto, mucha más precariedad de la que nos enseñan. A veces solo sabemos que se trata de la edad media por el vestuario y las enormes espadas que blanden los caballeros. Y un apunte más, hablan un castellano muy muy parecido al actual… yo diría que el de la época era algo diferente, no?
La serie de los miércoles es La fuga. Umm… digamos que no hay por donde cogerla. A veces las teles se creen que poniendo dos guaperas al frente de una serie van a mantener a la audiencia. En mi opinión, el guión es flojo y la situación que plantean no es nada novedosa. Una prisión de alta seguridad de la que no se puede escapar y un protagonista entra en la prisión para ayudar a escapar a un preso con el que tiene una relación previa, no sé a vosotros, pero a mí me recuerda a Prision Break.
Por lo demás, La fuga plantea un escenario centrado en un prisión en medio del mar y de la que es imposible escapar. Unos cuantos, autodenominados la resistencia, son los rebeldes, los que van contra el sistema e intentan escapar de la prisión y uno de sus cabecillas es el protagonista, Aitor Luna. Su mujer al rescate es María Valverde. Tras casarse, la policía se lleva a Aitor y lo recluyen en la prisión. Ella tarda cinco años en preparar un plan de rescate, entra en la prisión como carcelera y ahí empieza la serie.
A mi parecer, no le veo mucho porvenir debido a el argumento no es gran cosa a pesar de la tensión que siempre provoca la preparación de una fuga carcelaria. Sin embargo, es de agradecer la valentía de Telecinco al apostar por un producto novedoso lejos de las comedias y comedietas de medio pelo habituales.
Y finalmente, llega la serie del jueves. Se trata de la única serie no española. Antena3, tras ver el éxito de la serie en sus canales satélite, la ha estrenado en Antena3 en horario de máxima audiencia. Sherlock Holmes es una serie de la BBC con su sello ineludible de calidad. En el Reino Unido las series son una o dos temporadas (Sherlock tiene dos), pocos capítulos por temporada y con capítulos cortos (30 a 60 minutos), pues los británicos consideran que si el capítulo tiene más duración, el espectador se acaba aburriendo y hay puntas en que el interés decae con demasiadas escenas de relleno. Los protagonistas son los de siempre: Sherlock Holmes, el doctor Watson, el inspector Lestat y el profesor Moriarty. Y, por supuesto, el ineludible escenario de Londres. Sherlock continúa utilizando el método deductivo para resolver los casos que se le plantean pero ahí acabando las similitudes con las novelas de sir Conan Doyle pues la serie es una adaptación actual del personaje donde los smartphones se convierten en una herramienta básica y los casos también son adaptados a nuestros tiempos.
Se trata de una serie de gran factura pues hay grandes medios y las interpretaciones son muy logradas siendo necesario destacar el actor que se encarga del papel de Sherlock Holmes, Benedict Cumberbatch. Realmente brillante.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: